Tratamiento de arrugas de expresión con Botox

Tratamiento de arrugas de expresión con Botox

Tratamiento de arrugas de expresión con Botox

El uso de la toxina botulínica con fines terapéuticos se remonta a finales de la década de los 70 en un estudio del Dr. Allen Scott que demostró seguridad y eficacia para el tratamiento del estrabismo en adultos. Fue, posteriormente, a finales de los años 80, un hallazgo casi casual por parte del matrimonio canadiense Carruthers (dermatólogo él, oftalmóloga ella) el hecho de que las arrugas del entrecejo mejoraban espectacularmente tras el tratamiento con toxina botulínica de pacientes con blefarospasmo. Desde entonces su uso con fines estéticos se ha ido extendiendo hasta nuestros días y podemos decir que el uso de la toxina botulínica supone una auténtica revolución en el mundo de la estética. Además ha aumentado sus aplicaciones en otros campo de la medicina (migrañas, tortícolis, distonías, vaginosis…)

Se suele denominar de manera general Botox a la toxina botulínica. El Botox (Allergan) fue el primer medicamento comercial que se hizo con toxina botulínica. Actualmente existen tres marcas en España autorizadas para fines cosméticos: Azzalure (Galderma), Vistabel (Allergan) y Bocouture (Merz).

En Clínica Peñas usamos el tratamiento con toxina botulínica para mejorar las arrugas de expresión en el tercio superior de la cara (glabela, patas de gallo). Buscamos siempre resultados naturales, de manera que la mirada quede relajada sin perder nunca nuestra expresión.

Es una técnica que se realiza en consulta, en un breve espacio de tiempo (10-15min). En primer lugar, queremos escuchar a nuestros pacientes, valorar sus expectativas y ofrecerles el mejor tratamiento posible. Se realiza un estudio de la dinámica facial para observar aquellas áreas que vamos a tratar. Posteriormente se realizan pequeños pinchazos con aguja hipodérmica muy fina que son perfectamente tolerados. A todas nuestras pacientes les damos una serie de sencillas recomendaciones relativas al día del tratamiento (no hacer ejercicio, evitar el calor intenso, no masajear o presionar las zonas inyectadas). Los efectos del tratamiento comenzarán entre el 2º y el 4º día y su duración es temporal, será aproximadamente de entre 4 y 6 meses.

El uso de toxina botulínica por parte de profesionales expertos va asegurar un resultado natural y sin complicaciones. Las contraindicaciones para el uso de toxina botulínica son escasas (embarazadas, pacientes con enfermedades neuromusculares) al igual que sus efectos secundarios (pequeños hematomas, cefaleas leves).

Los profesionales médicos de la Clínica Peñas vamos a tratar tu caso de manera individual para ofrecerte un tratamiento personalizado que se ajuste a tus necesidades. El tratamiento de las arrugas de expresión con Botox es seguro y proporciona resultados naturales mediante una técnica mínimamente invasiva.

Si desea más información sobre este tratamiento puede llamarnos al número de teléfono +34 915 628 382 o escribirnos a consultadrjuanpenas@gmail.com. También puede visitarnos en Paseo de la Castellana, 134 – 1D, en Madrid.